La  tarde es una fiesta,
de capotes y claveles
de abanicos y guirnaldas
y arriba el sol la ilumina
como una dorada taza.
Silencio, pide el clarín,
¡¡ silencio !!
que está Padilla en la plaza.

Gijón, Agosto 2016