Se trata de dos libros de autor, donde Jesús Gallego presenta los apuntes realizados en París y Madrid durante los últimos años, entrelazandolos con sus escritos que recogen impresiones e historias, así como anécdotas vividas por el autor en estas ciudades que visita muy frecuentemente. Su edición, de limitadísima tirada es totalmente artesanal; encuadernados en piel y grabados al oro fino.
Cada libro está individualizado con un óleo en la portada, una acuareala y un dibujo originales y va autentificado, numerado y dedicado por el autor.
Diversos medios se han hecho eco de estas publicaciones de las que dicen no constituyen un libro de historias ni de viajes; "son en si mismos una obra de arte". Y como dice el autor "unos libros de sentimientos y amor a unas ciudades a las que con ellos paga una deuda de afecto".